Patagonia en familia

Magdalena Ureta
Escrito por Magdalena Ureta | 05 abril 2021

Recorrer la Patagonia en familia fue toda una experiencia. Descubrimos maravillosos paisajes en la ruta del fin del mundo, conocimos la experiencia de cómo es la vida en una estancia patagónica, disfrutamos de cabalgatas por senderos con las vistas más memorables, y nos reencontramos con el Parque Nacional Torres del Paine. ¡Fue increíble!

Llegamos al aeropuerto de Punta Arenas y partimos rumbo a Puerto Natales en auto. En casi tres horas de viaje pudimos observar una maravillosa pampa con multitudes de ovejas. Sin duda en esta región magallánica hay una mayor cantidad de ovinos que humanos.

 

Estancia La Península

Estancia La Península

 

HOTEL THE SINGULAR PATAGONIA

Al llegar al hotel The Singular Patagonia nos impresionó la vista al canal Señoret, donde termina el Seno de Última Esperanza, lugar desde donde se pueden iniciar excursiones a los lugares más remotos del planeta.

En el hotel se puede revivir la historia e instalaciones del antiguo frigorífico Bories del siglo XX, ya que han mantenido el legado y la identidad de la tierra donde se levanta. El interior del hotel fue adaptado, preservando las estructuras principales para exhibir artefactos y equipos originales.

 

Hotel The Singular Patagonia

Hotel The Singular Patagonia

 

El lugar fue nombrado Patrimonio Nacional en 1996 y elegido como el mejor hotel de lujo de Chile en los Travellers' Choice 2018 de TripAdvisor. La decoración estuvo a cargo de Enrique Concha, todo de mucho gusto y muy bien logrado. Todas las habitaciones tienen vista al fiordo con la cordillera de los Andes de fondo. Para los viajes con niños, no cuentan con habitaciones conectadas, pero al momento de reservar puedes solicitar que dejen a los padres al lado de los niños.

 

GLACIARES Y ESTANCIA LA PENÍNSULA

Al día siguiente, comenzamos nuestra travesía muy temprano y navegamos en lancha desde el hotel (el cual cuenta con un muelle propio) hacia los glaciares Balmaceda y Serrano, la parte sur de los Campos de Hielo Patagónico. Ambos son parte del Parque Nacional Bernardo O´Higgins y solo son accesibles por mar. Lamentablemente el parque estaba cerrado, por lo que no pudimos bajarnos a realizar la caminata al mirador del glaciar Serrano, pero de igual manera los pudimos ver muy bien desde la embarcación.

 

Glaciar Balmaceda y Serrano

Glaciar Balmaceda y Serrano

 

Si tienes suerte y el día está despejado, puedes ver a lo lejos Los Cuernos del Parque Nacional Torres del Paine. Durante el trayecto pudimos observar una familia de lobos marinos, un cóndor sobrevolando los cerros y una linda cascada, a la cual nos acercamos tanto que el agua caía por la ventana de la lancha, ¡los niños estaban fascinados!

Para almorzar nos tenían guardada la mejor sorpresa. Llegamos a la Estancia La Península, un lugar mágico y maravilloso, en donde nos recibió Donald y Laura con un rico cordero al palo. Después del almuerzo, apareció un grupo de ovejas junto a unos perros ovejeros magallánicos. Nos mostraron el pastoreo, para luego terminar con la famosa esquila de las ovejas, lejos lo más entretenido para los niños.

En el galpón nos enseñaron este proceso y la clasificación de la lana. Luego nos dirigimos a hacer una cabalgata por el maravilloso entorno, con un grupo perfecto de caballos blancos. Sin duda lo mejor del día. Cabalgamos alrededor de dos horas con las vistas más lindas, rodeados de pampa, bosques de lenga y la costa, hasta llegar a un mirador desde donde pudimos ver el glaciar Balmaceda, ¡un sueño!

 

Estancia La Península

Estancia La Península

 

CUEVA DEL MILODÓN Y TORRES DEL PAINE

Al día siguiente fuimos a la famosa Cueva del Milodón, a tan solo 18 minutos en auto del hotel The Singular Patagonia, en el cerro Benítez, en donde se encontraron rastros de un animal prehistórico del año 11.000 a.C. Para los niños fue impresionante ver esta cueva gigante e imaginarse al Milodón. Luego nos dirigimos a la Laguna Sofía y disfrutamos de un rico picnic en la arena con una vista maravillosa a la laguna.

El tercer día, luego de revisar que el clima asegurara algo de sol, partimos rumbo al Parque Nacional Torres del Paine, declarado por la Unesco como Reserva de la Biósfera en 1978 y elegida la Octava Maravilla del Mundo.

 

Parque Nacional Torres del Paine

Parque Nacional Torres del Paine

 

El hotel The Singular Patagonia ofrece diferentes excursiones para recorrerlo. Nosotros optamos por la de menor dificultad para nuestros niños, la cual incluía un recorrido por todos los miradores junto a un almuerzo y una pequeña caminata por la conocida Laguna Azul.

Comenzamos el recorrido junto al guía, el cual nos fue contando todos los atractivos del famoso parque. Al entrar, Los Cuernos estaban un poco tapados por las nubes, pero luego se fueron despejando y asomando de a poco. Los niños gozaron con los grupos de guanacos que se nos cruzaban en el camino. El recorrido fue maravilloso y lo recomiendo completamente. Una de las vistas más lindas para retratar en familia es el mirador del lago Pehoé con sus aguas turquesas y el macizo del Paine de fondo.

 

ESTANCIA BAHÍA ESPERANZA

El cuarto día realizamos una cabalgata de medio día en la Estancia Bahía Esperanza. En el muelle del hotel nos esperaba Raimundo Prado, para cruzar navegando el canal Señoret hasta llegar a la estancia. Es sorprendente la cantidad de estancias que hay en la Región de Magallanes, cada una con su propio atractivo.

Al bajarnos nos recibió la mejor guía para los niños, Laura, una chanchita muy amigable que caminaba junto a las niñitas por el lugar. Comenzamos la cabalgata por senderos de bosques frondosos, muy verdes, donde pudimos observar una gran cantidad de aves y disfrutar de una vista inigualable a los fiordos Última Esperanza y Puerto Natales.

 

Estancia Bahía Esperanza

Estancia Bahía Esperanza

 

Otro paseo recomendable en la Patagonia en esta zona es ir a Puerto Natales, a solo 5 minutos en auto desde el hotel, en donde puedes recorrer sus calles y tiendas de artesanía local. Aunque nos recomendaron varios restaurantes y heladerías, no quisimos cambiar la increíble gastronomía que nos ofrecía el hotel.

The Singular Restaurant Patagonia es reconocido como uno de los mejores restaurantes de la zona. Su chef, Hernán Basso, de manera muy amable, nos recibió día a día para recomendarnos sus mejores preparaciones, hechas con increíbles ingredientes locales.

Los invito a aventurarse a la “ruta del fin del mundo”. Un viaje que conecta a toda la familia con animales y aves únicas, glaciares milenarios e impresionantes parques vírgenes. Un lugar que nos reencuentra con lo simple y grandioso de la naturaleza y la inmensidad de nuestra Patagonia.

Si quieres vivir un viaje a la Patagonia en familia como este, escríbeme y te ayudaré a planificarlo. También puedes conocer más experiencias a lo largo de Chile aquí.

Para terminar, mira este video de cómo se vive un viaje a la Patagonia con niños:

 

viajes-singular-1

 

DATOS ÚTILES

CÓMO LLEGAR

Vuelo Santiago / Puerto Natales: la duración es de 3 horas y 25 minutos (con escala en Puerto Montt). Esta ruta no está todo el año, generalmente opera solo en temporada alta.

Vuelo Santiago / Punta Arenas: la duración del vuelo directo es de 3 horas y 10 minutos. Luego, el traslado a Puerto Natales por tierra dura 2 horas y 50 minutos.

 

CLIMA

La temperatura máxima alcanza los 20 grados Celsius en verano y desciende hasta los 0 grados Celsius en invierno. Se recomienda visitar el Parque Nacional Torres del Paine entre octubre y abril, época en la que se puede disfrutar de días soleados, con más de 16 horas de luz y con menos lluvias.

 

QUÉ VESTIR

En Patagonia es posible experimentar las cuatro estaciones del año en un solo día. Por eso es muy importante llevar la ropa adecuada y así estar protegido frente a fuertes ráfagas de vientos y lluvias ocasionales. Recomiendo llevar:

  • Gorro de polar sintético (se seca mucho más rápido que la lana)
  • Cuello de polar o bandana
  • Anteojos para el sol
  • Factor solar SPF 50
  • Camiseta de secado rápido
  • Chaqueta de polar (abriga y protege contra el viento)
  • Chaqueta repelente al agua (el Gore-Tex protege de la lluvia y al mismo tiempo permite que la transpiración se evapore y no enfríe el cuerpo)
  • Guantes de polar
  • Patas o calzas de fibra de secado rápido
  • Pantalón repelente al agua (Gore-Tex), ideal con cierre para transformarlo en short en caso de calor
  • Parka de pluma para temperaturas más bajas
  • Calcetines de polar o polipropileno
  • Zapatos de trekking (ideal de caña alta para evitar que entre agua y espinas)

Chile FAMILIA Patagonia OUTDOOR DESTINO TORRES DEL PAINE

Temas

Ver todo

Comparte esta nota en:

¡Hola! Soy Magdalena Haz click aquí y te ayudaré a organizar tu próximo viaje