Un viaje inolvidable por Sevilla

Trinidad Domínguez
Escrito por Trinidad Domínguez | 25 marzo 2021

“... La de levante y poniente

la que se salta las leyes

la de la gente corriente

que tiene sangre de reyes...

nadie te va a querer como Andalucía te quiere...”

 

Con esta frase, el músico Kanka nos presenta y describe la maravilla que tiene Andalucía. Como dicen por ahí, “Sevilla tiene un color especial

Sevilla es un viaje hacia callecitas llenas de sorpresas. Magia e historia conjugan esta maravillosa ciudad. Sus vías estrechas, sonidos de guitarras flamencas y voces al compás, hacen de este un lugar inolvidable y un viaje imperdible.

 

Sevilla

Sevilla

 

La capital andaluza es una fiesta constante, pero dentro de esa constancia cabe destacar la Feria de Abril, fiesta primaveral cuyo origen se remonta a 1846. En esta fiesta, tradiciones, trajes sevillanos, el trago de manzanilla y la afamada comida tradicional de la región se unen para invitar al viajero a una travesía inolvidable por la cultura de este pueblo.

Pero no todo es jaleo. En Sevilla conviven armónicamente tradiciones paganas y religiosas. Una muestra de lo segundo es la celebración de Semana Santa, declarada en 1980 Fiesta de Interés Turístico Internacional. Seas creyente o no, es un verdadero deleite.

En Semana Santa puedes ver múltiples hermandades y cofradías que sacan a la calle retablos antiquísimos –verdaderas joyas del arte religioso– y que pasan a toda hora, presentando así un verdadero Vía Crucis vivo. Es común en esta época del año ir caminando y encontrarse con figuras tamaño real de Jesús, la Virgen y los santos. Bajo ellas, hombres y mujeres de fe acarrean el peso con paso invisible e uniforme.

 

Semana Santa en Sevilla

Semana Santa en Sevilla

 

CAMINAR POR LA JOYA DE ANDALUCÍA

Hay que ir a Sevilla y, si se puede, siempre volver. En mi caso he tenido la oportunidad de ir dos veces: en 2009, cuando fui con mi hija y recorrimos Sevilla, Granada y Córdoba, y en 2016. Esta segunda vez fue más especial, ya que fuimos a reencontrarnos y a conocer una rama de mi familia por el lado paterno, ya que mi abuelo era de un pueblo que se llama Santa Ana La Real.

En ese viaje aproveché no solo de conocer más de Sevilla, sino que fue un viaje de descubrimiento en lo personal. Además coincidió con Semana Santa, que, como dije antes, es una experiencia que vale muchísimo la pena, seas creyente o no, es una maravilla.

 

Alcázar y Catedral de Sevilla

A la derecha, el Alcázar de Sevilla. Al fondo, la catedral.

 

En Sevilla hay muchísimos lugares que vale la pena visitar. Yo destaco el Alcázar, la Giralda y la Catedral, el barrio de Santa Cruz, el Parque de María Luisa, el barrio Triana y su mercado, la Basílica de la Macarena, el Hospital de los Venerables, la Universidad de Sevilla, el Museo del Palacio de la Condesa de Lebrija, el Centro Histórico, la Plaza España y la Plaza del Triunfo, la Real Fábrica de Tabacos, la calle Sierpes, entre otros.

 

Plaza España en Sevilla

Plaza España

 

Recomiendo perderse caminando por los barrios de Santa Cruz, Remedios, Sierpes, Macarena y Triana. En mi opinión, caminando es como uno mejor conoce los lugares; uno se sorprende con lo que aparece de manera inesperada en el camino. Para eso en Sevilla existen walking tours gratuitos que recorren a pie por cuatro horas la ciudad. También recomiendo tomar un barco por el río Guadalquivir; hay vistas muy bonitas y es otra excelente manera de vivir Sevilla.

 

GASTRONOMÍA ANDALUZA

Sevilla no solo seduce con sus lugares; la gastronomía es otro de los atractivos que tiene esta joya de Andalucía. Los sevillanos (como la mayoría de los españoles) acostumbran a “irse de tapas y van comiendo pequeños aperitivos entre un bar y otro.

 

Barrio Triana en Sevilla

Barrio Triana

 

El licor de manzanilla en el restaurante Barbiana es muy recomendable, junto con las tradicionales tapas que ofrece el local. Para los amantes de la cerveza, la más conocida y local es la Cruzcampo, una clásica para los sevillanos. Platos típicos de la zona son el gazpacho, sopa fría de tomate y especies. En el restaurante Alcuza lo preparan de una forma muy especial.

Otro plato tradicional es el pescaíto frito (preparación que se sirve el día en que comienza la Feria de Abril), el cocido andaluz, el tradicional jamón serrano e ibérico y los huevos a la flamenca.

Recomiendo Sevilla a ojos cerrados. Hay de todo para todos los gustos. Junto con las maravillas que tiene esta ciudad están los sevillanos, quienes con su alegría y “chispeza” hacen de este lugar aún más especial.

“Para enamorarse de Sevilla no hace falta ser andaluz, hasta un marciano se enamoraría de esta ciudad” – Joaquín Sabina.

Si te gustaría visitar la capital andaluza y vivir el mejor viaje a Sevilla, ¡escríbeme! También puedes buscar vuelos a Madrid aquí.

 

DATOS ÚTILES

CONEXIÓN

Sevilla tiene aeropuerto nacional e internacional, por lo que hay muchas opciones de conexión. Además, desde Madrid salen trenes diarios que demoran en promedio dos horas y media.

 

ÉPOCA

La mejor época para ir es en primavera, entre marzo y mayo, aunque durante Semana Santa y la Feria de Abril la ciudad suele recibir muchos visitantes.

 

GASTRONOMÍA

La cocina andaluza es famosa y vale la pena probar preparaciones típicas en los restaurantes Barbiana y Alcuza.

ESPAÑA EUROPA INSPIRACIÓN SEVILLA

Temas

Ver todo

Comparte esta nota en:

¡Hola! Soy Trinidad Haz click aquí y te ayudaré a organizar tu próximo viaje