La mejor información sobre viajes

    Estambul, Turquía: una ciudad mágica donde se unen dos continentes

    Marcia Tabilo
    Escrito por Marcia Tabilo | 22 julio 2021

    Mi primer viaje a Estambul fue en junio del año 2015. Desde esa fecha hasta hoy, ya he regresado cinco veces. Siempre siento que algo falta o queda inconcluso: esa es la magia de Turquía.

    Luego de viajar muchas horas y después de un buen descanso, nos despertamos en Estambul con toda la energía para empezar nuestro recorrido a través de una historia que maravilla y encanta. Estambul surge tras la desintegración del Imperio Otomano en 1923, tras lo cual se establece la República y la capital se traslada a Ankara. Por ende, hablamos de una república bastante joven. Capital de grandes imperios, es una ciudad fascinante por donde se le mire.

     

    ESTAMBUL: PUNTO ESTRATÉGICO EN EL MAPA

    ¿Dónde queda Estambul? Entender que su ubicación en el mapa es estratégica es esencial para comprender la dinámica de la ciudad. A través del estrecho del Bósforo, el cual separa Asia de Europa, se mueve el tránsito marítimo desde la época de Marco Polo.

     

    Estrecho del Bósforo de noche en Estambul, Turquía

    Estrecho del Bósforo de noche en Estambul

     

    Estambul tiene un encanto atemporal que se debe mucho a su interesante historia. Conocida en el pasado como Bizancio y Constantinopla, la ciudad ha sido el centro de varios imperios ancestrales (fue la capital del Imperio Romano de Oriente y del Imperio Otomano), de los cuales todavía conserva grandes maravillas arquitectónicas.

    La prodigiosa historia de Estambul y su permanente actividad económica se debe a su posición en el mapa entre dos corrientes de civilización: la del mar Mediterráneo al mar Negro y la de Europa a Asia. Hasta el año 330, se le denominó Bizancio, y, posteriormente, hasta el 1453, Constantinopla. Su actual denominación le fue otorgada el 28 de marzo de 1930.

     

    Visita a la Mezquita Azul en Estambul, Turquía

    Visita a la Mezquita Azul en Estambul

     

    La gran mayoría de su población es musulmana, con minorías cristianas y judías. Desde el punto de vista religioso, Estambul es la sede del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla, cabeza de la Iglesia Ortodoxa. En 1985 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

     

    SANTA SOFÍA: INICIO DEL RECORRIDO

    Es difícil hablar de lo imperdible de visitar en Estambul, porque todo lo es. Si bien es una ciudad bulliciosa y con 16 millones de habitantes, es bastante segura para los turistas. De hecho, en toda la zona turística hay muchos policías las 24 horas del día.

     

    Santa Sofía en Estambul, Turquía
     
    Santa Sofía en Estambul

     

    Empezamos nuestro viaje en el centro histórico de Estambul, la Plaza de Sultanahmet, un lugar estratégico para alojarse y comenzar a explorar las principales atracciones y enclaves más legendarios de la ciudad. Desde aquí se pueden ver fácilmente dos de sus monumentos más importantes: Hagia Sophia o Santa Sofía, la famosa basílica del siglo VI, y la Mezquita Sultanahmet, también conocida como la Mezquita Azul.

     

    Mezquita Azul en Estambul, Turquía

    Mezquita Azul en Estambul

     

    En esta zona es donde están ubicados los bazares, museos, palaciosmezquitas y la famosa Cisterna Basílica, entre otros. En los bazares, los aromas a las especies quedan impregnados en uno y son difíciles de olvidar.

     

    PUENTE DE GÁLATA Y MEZQUITAS DE ESTAMBUL

    Al cruzar el Puente de Gálata nos dirigimos al distrito Beyoglu. Allí está la imponente Torre de Gálata, en turco Galata Kulesi, también llamada Christea Turris (“Torre de Cristo”). Se trata de una torre medieval de piedra situada al norte del estuario Cuerno de Oro. Desde su parte más alta se obtiene una de las mejores vistas de Estambul, por eso es uno de los lugares más llamativos de la ciudad. En sus alrededores hay muchísimas tiendas de todo tipo, artistas callejeros, cafés y mucho más.

     

    Mezquita Nueva al sur del Puente de Gálata, en Estambul, Turquía

    Mezquita Nueva al sur del Puente de Gálata en Estambul

     

    Estambul no es una ciudad plana. Caminando llegamos a la Plaza Taksim, que es un punto de encuentro, el centro de la ciudad. Su principal avenida es Istiklal Caddesi o Avenida de la Independencia. Este es el centro más moderno de Estambul, lleno de vida, gente que viene y va, restaurantes, cafés, tiendas, vendedores ambulantes, artistas callejeros y consulados, incluida una iglesia católica maravillosa. Es absolutamente imperdible tomar el tranvía, que recorre toda la Avenida Istiklal hasta la Plaza Taksim.

     

    Tranvía que recorre la Avenida Istiklal hasta la Plaza Taksim en Estambul, Turquía 2

    Tranvía que recorre la Avenida Istiklal hasta la Plaza Taksim en Estambul

     

    Estambul tiene más de 3.300 mezquitas, cada una más maravillosa que la otra. Las principales que no se pueden dejar de visitar son la Mezquita Azul, Santa Sofía y la Mezquita de Ortakoy. Y muy importante: nunca dejen de detenerse a escuchar el llamado a la oración que es cinco veces al día, un momento en el que se siente una paz inexplicable.

     

    PASEO EN FERRY

    Desde el Puente de Gálata hasta el barrio de Ortakoy hay una larga caminata, pero es un imperdible ya que está lleno de tiendas, cafés y bares. También hay una mezquita muy importante que ya mencionamos: la Mezquita de Ortakoy, situada en la orilla occidental del Bósforo. Para muchos, esta es la mezquita más bella del mundo. Constituye una de esas postales imborrables que uno se lleva en el corazón para siempre cuando se visita Estambul por primera vez, un sueño visual que nos regala un cuadro de infinitos y hermosos detalles.

     

    Mezquita de Ortakoy en Estambul, Turquía
     
    Mezquita de Ortakoy en Estambul

     

    Desde esta zona, se pueden admirar los maravillosos puentes que separan Asia de Europa. Todo está lleno de luces de colores tal como lo vemos en las películas. Cuando estás ahí, vives en persona la magia de la que todo el mundo habla, te sientes encantada. Puedes llegar en taxi, aunque una buena opción es hacerlo caminando porque el tráfico en Estambul es de lo peor que he visto.

    En todo viaje, el paseo en ferry de día por el Bósforo es una experiencia maravillosa donde puedes apreciar la riqueza y belleza del lado oriental. El Bósforo es la razón de la existencia y prosperidad de esta ciudad, que fuera capital de los imperios bizantino y otomano. Hay diferentes  maneras de recorrerlo. La forma más sencilla y económica es tomar el ferry público (que es como una especie de autobús marítimo), el cual sale desde el terminal Eminonu (cerca del extremo sur del Puente de Gálata) y emprende el viaje hasta Anadolu Kavagi, el final de la ruta.

     

    Estrecho del Bósforo en Estambul, Turquía

    Estrecho del Bósforo en Estambul

     

    EL GRAN BAZAR

    El Gran Bazar es otro imperdible en todo viaje a Estambul. Durante la semana abre de 9 a 21 horas, y es importante tener en cuenta que los domingos está cerrado. En el Gran Bazar de Estambul encuentras una infinidad de objetos increíbles y cosas para regalar, destacando las maravillosas lámparas con pantalla de vidrio de colores. Si tienes buen presupuesto, incluso te las envían a tu país por courier.

    En el Gran Bazar también encuentras prendas de cuero de muy buena calidad, carteras, telas, manteles, pashminas y alfombras turcas para decorar la casa. Aunque estas últimas tienen un precio elevado, regateando llegarás a un valor razonable.

     

    Gran Bazar de Estambul en Turquía
     
    Gran Bazar en Estambul

     

    No olvides que a los turcos les gusta regatear, así que pon en práctica tus mejores técnicas. Debes ir con paciencia y ropa cómoda, ya que este lugar siempre está lleno de gente. Como dato, prácticamente todos los locales aceptan tarjetas bancarias.

    Luego de días maravillosos de recorrido y de encontrarnos con toda esta historia de esta ciudad mágica que te envuelve y que nunca terminas de conocer, te das cuenta que siempre hay un lugar más por ver en un viaje a Estambul. Como dijo el gran Napoleón Bonaparte, “Si la tierra fuera un solo estado, Estambul sería su capital”.

     

    ATRACTIVOS TURÍSTICOS DE ESTAMBUL

    SANTA SOFÍA

    Santa Sofía o, como la llaman los turcos, Ayasofya, es el símbolo de Estambul y una de las obras maestras del arte bizantino. Fue construida durante el mandato del emperador Justiniano entre los años 532 y 537. Después de funcionar como iglesia durante más de 900 años, en 1453 fue tomada por el Imperio Otomano y convertida en mezquita. Los otomanos dotaron a la iglesia de cuatro minaretes, una escuela teológica y un comedor público. En 1935, Atatürk, el fundador y primer presidente de la República, transformó el templo en un museo. En el año 2020 fue convertida de nuevo en mezquita.

     

    Santa Sofía de noche en Estambul, Turquía

    Santa Sofía en Estambul

     

    MEZQUITA AZUL

    La Mezquita Azul es la más importante de Estambul. Su nombre en turco es Sultanahmet Camii, “Mezquita del Sultán Ahmed”, ya que fue construida por este sultán entre 1609 y 1616. Fue inaugurada en el año 1617 durante el mandato de Mustafá I.

    PALACIO TOPKAPI

    El Palacio Topkapi es el mejor reflejo de la época imperial en Estambul y simboliza el poder que alcanzó Constantinopla como sede del Imperio Otomano. Desde aquí los sultanes gobernaron su imperio hasta mediados del siglo XIX. El palacio inicial fue inaugurado en 1465. Durante las décadas siguientes, fue ampliado por diferentes gobernantes. En 1856, el Sultán Abdulmecid decidió trasladar su residencia al Palacio de Dolmabahçe, de corte occidental.

     

    Palacio Topkapi en Estambul, Turquía

    Palacio Topkapi en Estambul

     

    PALACIO DE DOLMABAHÇE

    El Palacio de Dolmabahçe fue construido entre los años 1843 y 1856 por orden del Sultán Abdülmecid y sustituyó al Palacio Topkapi como residencia de los sultanes desde 1856 hasta 1924, año en que se abolió el califato. El estilo del palacio es una combinación de los estilos occidentales barroco, rococó y neoclásico mezclados con el tradicional otomano. En su construcción intervinieron cuatro arquitectos del Departamento Real de Arquitectura del Imperio Otomano. Con una fachada de más de 600 metros y una superficie de 15 mil metros cuadrados, el Palacio Dolmabahçe es el edificio más grande del país. Tiene 285 habitaciones, 43 salas, 68 lavabos y seis baños turcos. En 1984 fue convertido en museo.

     

    Palacio de Dolmabahçe en Estambul, Turquía

    Palacio de Dolmabahçe en Estambul

     

    CISTERNA BASILICA

    La Cisterna Basílica, conocida como "Palacio Sumergido", es una de las múltiples cisternas de Estambul, depósitos que se construyeron para que la ciudad tuviera reservas de agua en caso de ataques. Fue construida en tiempos de Justiniano I (527-565) para abastecer al Palacio Bizantino. El emplazamiento, al que debe su nombre, fue el subterráneo de una basílica de la que hoy no hay rastros. Para llenar la cisterna se recurría al acueducto de Valente (aún existente) y de Adriano. Estos acueductos recibían el agua de los Bosques de Belgrado, a 20 kilómetros de Constantinopla.

    TORRE DE GÁLATA

    La Torre de Gálata (Galata Kulesi) es una de las torres más antiguas del mundo. Desde su parte más alta se obtiene una de las mejores vistas de Estambul. La primera Torre de Gálata fue construida en madera en el año 528 para servir como faro. En 1348 fue reconstruida por los genoveses con el nombre Torre de Cristo.

     

    Torre de Gálata en Estambul, Turquía

    Torre de Gálata en Estambul

     

    HAMAM

    Los baños turcos son la versión otomana de las termas romanas. Son un lugar creado para combinar la limpieza del cuerpo y la relajación, aunque también cumplen una función social y cultural. Etimológicamente, la palabra árabe hammam significa "que expulsa calor". Actualmente y dependiendo del dialecto, equivale a decir baño. Durante el siglo XVIII, Estambul llegó a tener más de 150 baños.

     

    Otros lugares imperdibles son la Mezquita de Suleiman, los barrios antiguos de Balat y Fener, la iglesia ortodoxa búlgara San Esteban (conocida como la “Iglesia de Hierro”), en la zona de Taksim la Iglesia Católica de San Antonio de Padua y la Catedral del Espíritu Santo. Además, desde el muelle Eminonu hay barcos que zarpan a las islas Buyukada (“Isla Grande”), un paraíso dentro de la ciudad, en donde se puede tomar fotos de las casas victorianas y otomanas. Aquí no hay autos por lo que hay que caminar o arrendar bicicleta.

     

    Mezquita de Suleiman en Estambul, Turquía

    Mezquita de Suleiman en Estambul

     

    ¡Anímate a un viaje a Estambul, en Turquía, y vive una experiencia inolvidable! Para viajar a este destino es clave tener la asesoría de un experto. Para eso, haz click en el botón de la esquina inferior derecha. También puedes buscar pasajes a Turquía ingresando a este link.

     

    Isla Buyukada en Estambul, Turquía
     
    Isla Buyukada en Estambul

     

    DATOS PARA VIAJAR A ESTAMBUL

    HOTELES EN ESTAMBUL

    Personalmente, a mí me gusta alojar en la zona de Sultanahmet, la parte antigua de Estambul, donde todo es caminable y muy seguro. Sin embargo, la opción de la parte moderna, Taksim, también es válida y la hotelería es muy variada. Además hay mucha vida nocturna, clubs y bares para la tarde noche.

    FORMAS DE PAGO

    Todas las tarjetas de crédito sirven. Se puede viajar con dólares o euros y allá cambiar dinero a la moneda local: la lira turca. Para eso, hay casas de cambios por todos lados y el cambio siempre nos favorece.

    COMPRAS

    Para comprar café turco barato y fresco cerca del Bazar de las Especias, hay una tienda muy conocida y antigua que se llama Kuru Kahveci Mehmet Efendi. Si quieres comprar especias, el Bazar de las Especias (en turco Misir Carsisi) es perfecto. Aquí puedes comprar tés de manzana y granada y todo tipo de especias con un aroma maravilloso fresco y natural. Cuando sientes esos olores quieres comprar todo, es increíble cómo te envuelven.

    ¿DÓNDE COMER?

    Para almorzar, si te gustan los mariscos, en el Puente de Gálata siempre hay pescados y mariscos frescos. Si quieres comer la clásica comida turca, en Sultanahmet, frente a Santa Sofía, está el restaurante Koftecisi, una perfecta opción que tiene más de 100 años de antigüedad y sirve comida típica exquisita. Para cenar hay millones de opciones. Puedes ir al Bósforo a comer mariscos, pero ahí los precios son más elevados (una cena puede costar hasta USD$100). Para cenar carne o clásica comida turca, una buena opción es la Avenida Istiklal en Beyoglu, donde hay muchos restaurantes y todos buenos; solo hay que recorrer. Otro lugar muy entretenido para recorrer de noche es Ortakoy, en donde ves los puentes encendidos de colores maravillosos y la entrada al Bósforo. También hay restaurantes, bares y cafés para una buena tarde noche. Para ir por un rico café, recomiendo Pierre Loti, sobre una colina.

     

    Vista a Estambul desde el café Pierre Loti en Turquía

    Vista a Estambul desde el Café Pierre Loti

     

    TIEMPO EN ESTAMBUL

    El  verano es muy caluroso y la temperatura fluctúa entre los 27 y 35 grados Celsius. Además, es muy húmedo. Los inviernos son lluviosos y en repetidas ocasiones hay nieve y bastante frío. La mejor fecha para viajar a Estambul y a todo el Egeo Turco es desde mayo hasta octubre.

    IDIOMA

    Su idioma es el turco. Sí hablan inglés y muchos hablan español; tienen bastante facilidad para aprender idiomas.

    ASIA EUROPA INSPIRACIÓN ESTAMBUL TURQUÍA

    Temas

    Ver todo

    Comparte esta nota en:

    ¡Hola! Soy Marcia Haz click aquí y te ayudaré a organizar tu próximo viaje