ESTILO Y CULTURA

Entre galerías y amigos en Lima

Desde Santiago siempre es un agrado volar a Lima. Un viaje de no más de cuatro horas que permite acceder a una capital que, al menos para mí, está llena de grandes amigos e hitos culturales. Una ciudad donde permanentemente se respira patrimonio e identidad, algo que he ido confirmando en más de 30 años de galerismo. En Lima tengo familia y muy buenos amigos, de modo que panoramas nunca me faltan. En mis primeros viajes visitaba la galería Nueve a cargo de la gran Elida Román. También Forum de Claudia Polar y la galería de Camino Brent. Cuando se lanzó Art Lima, en 2013, me invitaron a participar. No lo pensé dos veces. Evidentemente mi equipo, mis artistas representados y yo teníamos que estar ahí. Desde ese momento, nunca hemos faltado.

Aunque posiblemente ya perdí la cuenta de todas las veces que he viajado a la tierra del Rímac, siempre paso por el Museo de Arte de Lima (MALI), todo un imperdible. Ahí encuentras desde la fabulosa colección “Memoria Prado”, con retratos y escenas de la historia peruana de la mano de pintores como Carlos Baca-Flor, hasta la obra de contemporáneos como Ishmael Randall Weeks, un artista de talla internacional que actualmente trabaja con la galería Revólver y que siempre tiene muy presente en su obra la cosmovisión andina como un patrón cultural.

Museo de Arte de Lima (MALI)
Museo de Arte de Lima (MALI)

La platería y el potencial de los orfebres limeños no se pueden pasar por alto. Los mejores son los de Camusso, una casa que transforma el metal desde 1933 en exquisitos objetos para el hogar y también para regalo. Dédalo es otra tienda que visito por lo menos una vez al año. Tiene diseño, arte, moda, decoración y joyería con un fuerte énfasis en la cultura incaica.

Esa manera de hacer las cosas bien es algo que en Perú parece estar presente en muchos ámbitos, donde la gastronomía alcanza niveles de excelencia. El amor por la tradición y el respeto por los ingredientes de calidad convierten a la mesa limeña en una de las más extraordinarias del mundo. La cocina es otra de mis pasiones y, aunque no tengo mucho tiempo para estar entre fuegos y ollas, siempre estoy observando y aprendiendo. Cada vez que el tiempo me lo permite reservo en el restaurante La Gloria, donde tienen maravillosas preparaciones de paiche. También me gusta mucho De Alfredo y sus renovados tiraditos que siempre mantienen una correcta sazón y frescura. En esos lugares es donde me junto a conversar de arte y de la vida en general. Todos los años me reúno con mi gran amigo Armando Andrade, un importante coleccionista que ha sido comisario de Perú en la Bienal de Venecia y que siempre me sorprende con sus historias y conocimientos. Un hombre entretenido, culto y amable, valores que de alguna manera están presentes en toda la sociedad peruana. Un pueblo ameno, alegre y que de forma cotidiana está tremendamente vinculado con el arte.

Cuando llega la hora del regreso, siempre traigo algo que sea cercano y que me acompañe de manera permanente. Hace poco compré una perrita de raza pomerania. La embarqué, llegó a Santiago y, a la hora de bautizarla, obviamente el mejor nombre para ella fue Lima. 

¡Lima y su cultura esperan por ti! Encuentra aquí los mejores vuelos a Perú y disfruta de este maravilloso país.

También puedes ingresar a la Galería Patricia Ready, una de las con mayor trayectoria del país, y conocer sus exposiciones de artistas contemporáneos en Santiago.


También te puede interesar